Redirecciones 301 vs Tiempo de Carga en la Web

Redirecciones 301 vs Tiempo de Carga en la Web

Uno de mis grandes retos cuando estuve trabajando en Carrefour fue enfrentarme a un cambio de dominio. Queríamos pasar de un subdominio [carrefouronline.carrefour.es] a integrarnos dentro del dominio principal [carrefour.es]. Todo ello sumado a crear URLs amigables para los buscadores hacía este proyecto  tan excitante como temible debido a la estructura web del gigante francés.

Id al siguiente artículo si lo que deseáis es saber técnicamente como hacer un cambio de dominio sin perder posicionamiento. En el post de hoy, me gustaría comentar, desde el punto de vista SEO, los problemas que nos encontramos a la hora de planificar y realizar los cambios.

Muchos redireccionamientos 301 significa mayor tiempo de carga de la web

Os podéis imaginar la importancia en un comercio como Carrefour que los tiempos de carga sean lo más óptimos posibles, además que como todos sabéis el tiempo de carga comenzó a ser un factor SEO para mejorar nuestro posicionamiento desde hace tiempo. Si queríamos redireccionar una web de este tamaño, con más de 100.000 URLs, el truco consistía en LIMPIAR todo tipo de redireccionamientos en cadena, redireccionamientos en bucle, canónicas que apuntan a páginas con 301, links internos que apuntan a 301 y muchos 301 caducados e innecesarios que se habían acumulado durante la última década y castigaban gravemente los tiempos de carga.

Vayamos por partes y explicando paso a paso como los identificamos pero antes me gustaría aclarar por qué son tan importantes los redireccionamientos 301 en una web. Creamos redireccionamientos 301, desde un punto de vista SEO, para traspasar la fuerza de una determinada página antigua que está bien posiciona en los buscadores a una nueva que queremos posicionar donde estaba la antigua página. Voy a explicarlo más fácilmente con un ejemplo, si nuestro e-commerce tiene posicionado en primera página de Google el producto X, pero aspiramos a mejorar esa posición para alcanzar el top 3 de la primera página de resultados de búsqueda, una buena estrategia es optimizar la URL de dicha página de producto:

Antigua URL: www.ejemplo.com/producto-x

Nueva URL: www.ejemplo.com/producto-x-optimizado

Bien, para que se traspase la fuerza de una página a otra tendremos que crear un redireccionamiento 301, y así, la nueva URL se indexará en la posición donde estaba la antigua URL o incluso mejor si la hemos optimizado correctamente.

Estos redireccionamientos 301, aunque ralenticen el tiempo de carga de una página web son, desde mi punto de vista, imprescindibles por el enorme beneficio que van a aportar.

El objetivo de este post es saber cómo detectar otros tipos de redireccionamientos que debemos corregir para mejorar los tiempos de carga.

Cadena de redireccionamientos 301y redireccionamientos en bucle

¿Qué significa esto? Los redireccionamientos 301 en cadena son simplemente una serie de redireccionamientos que van de una página a otra y así sucesivamente, obligando tanto a buscadores como a personas  a esperar hasta que finalice el proceso.

redireccionamientos en cadena

Sin embargo, los redireccionamientos en bucle, como su nombre indica, ocurren cuando las paginas tienen redireccionamientos apuntándose entre ellas, de tal manera que el servidor no va a devolver un error, generalmente error 10, ya que ambas paginas han entrado en un bucle de redireccionamientos.

redireccionamientos en bucle

Os sorprendería el elevado número de redireccionamientos en bucle que una empresa multinacional como Carrefour tiene debido a la compleja estructura y la gran cantidad de URLs. Pero para eso está el trabajo de un SEO; identificar y corregir problemas como este mejorará, sin duda, el rendimiento de la web, y por tanto los tiempos de carga.

¿Cómo identificamos las cadenas de redireccionamientos?

Vamos a usar el programa Screaming Frog. Si vuestra web tiene menos de 500 URLs podeis utilizarlo de forma gratuita. Sino, tendréis que comprar la licencia de £99.

  1. Rastreamos la web
  2. Reports > Redirect chains
  3. ¡Y lo exportamos!

screaming frog - cadena de redireccionamientos

Tan simple como esto, obtendremos un informe con todas las cadenas de redireccionamientos en nuestra web.

El plugin Redirect Path nos puede ayudar a ver de una manera más visual una determinada URL extraída del informe.

redirect path redireccionamientos

Nuestra siguiente acción será analizar y determinar que cadenas de redireccionamientos no tienen sentido en nuestra web para eliminarlos ya que ralentizan los tiempos de carga.

Redireccionamientos en links internos

Es posible que algunos links internos en tu website dirijan a URLs que a su vez apunten hacia otros sitios a través de redireccionamientos perjudicando tu posicionamiento SEO.

Para encontrar estos links internos con redireccionamientos haremos lo siguiente:

  1. Descargar la tabla con nuestros links internos desde Google Search Console

enlaces internos google search console

  1. Una vez descarguemos el Excel, debemos incluir nuestro dominio en todas las URLs con los links internos. Podemos hacerlo a través de la función ‘concatenar’ en Excel rápidamente.

links internos excel

  1. Ahora, dentro de Screaming Frog, ir a Mode > List >Upload List > Enter Manually y copiamos y pegamos todas nuestros links internos anteriormente descargados en Excel

links internos screaming frog

  1. Una vez analizadas con Screaming Frog, debemos ir a la columna Status Code para comprobar que no tenemos ningún link interno con redirecciones 301. En el caso que veamos algún 301 en esa columna, una acción positiva para mejorar el rendimiento de nuestra página web y los tiempos de carga es actualizar ese link apuntándolo directamente a la página final sin tener que redireccionar previamente.

Etiquetas Canónicas con redireccionamientos 301

Es importante identificar, para mejorar el rendimiento de nuestra web, páginas con etiquetas canónicas que apunten a páginas redireccionadas. Para identificarlas vamos a utilizar Screaming Frog:

  1. Analizar el dominio que deseemos
  2. Directives
  3. Ir a la columna Canonical Link Element  1

directives screaqming frog

Copiaremos la lista anterior y la pegamos dentro de:

  1. Mode
  2. List
  3. Upload List
  4. Enter Manually

Así obtendremos qué URLs están redireccionadas para proceder a corregirlo.

Redireccionamientos innecesarios

Os podéis imaginar la cantidad de redireccionamientos que una web como la de Carrefour ha podido acumular en la última década. Bien, desde mi experiencia, el 80% o más de los redireccionamientos que analicé son innecesarios.

¿Qué quiere decir esto? El propósito de un redireccionamiento permanente 301, desde el punto de vista SEO, es posicionar una página nueva en los buscadores aprovechándose del posicionamiento que ya tenía una página antigua, la cual hemos redireccionado. Por el contrario, con un redireccionamiento temporal 302 indicamos a los buscadores que hemos redireccionado una página antigua a una nueva temporalmente, por lo que por que los buscadores seguirán posicionando la página antigua.

Teniendo esto en cuenta y volviendo al tema, toda empresa acumula a lo largo del tiempo un número de redireccionamientos innecesarios que lo único que consigue es perjudicar los tiempos de carga de la web.

¿Cómo detectamos redireccionamientos 301 innecesarios? Fácil, a través de etiquetas UTM o Query Strings

Etiquetas UTM

A través etiquetas UTM podemos detectar cuales son los redireccionamientos que ya no necesitamos en nuestra web. Para ello debemos añadir etiquetas TAG en la URL nueva:

Página antigua >>> Pagina nueva?utm_medium=red301&utm_source=directo&utm_campaign=/pagina-antigua

301 utm etiqueta

Con esto conseguimos enviar información a Google Analytics cada vez que un usuario use cualquiera de los redireccionamientos. Solo tendremos que revisar estos datos cada 3 meses para exportar una lista de los redireccionamientos que están siendo usados por los usados. Por último, compararemos esa lista exportada de Google Analytics con los redireccionamientos en nuestro archivo .htaccess. Procederemos a borrar todos aquellos redireccionamientos que no sean utilizados.

NOTA IMPORTANTE: El problema de usar esta opción es que Google Analytics eliminará la fuente de referencia original.

Query Strings

Para evitar el problema de que Google Analytics elimine la fuente de referencia original podemos usar Query Strings en lugar de etiquetas UTM.

Podemos añadir en la nueva URL algo como &301=si.

Una vez realizado con éxito, comprobaremos los redireccionamientos utilizados en Google Analytics y, por último, indicaremos a Google, Yahoo, Bing, etc que no tengan en cuenta el query string a través de Google Search Console en el caso de Google:

parametros de URL

Summary
Facebooktwittergoogle_pluslinkedintumblr
 

NO COMMENTS

Leave a Reply